image

Gabriela Ruiz Moncayo

1. Nos puedes explicar ¿qué es la nutrición? La nutrición es el arte de la sustentación de la vida: no se trata sólo de tipos de alimentos, dietas y calorías, se trata de prevenir enfermedades, mejorar calidad de vida y crear auto conciencia integral de nuestra relación con los alimentos.


2. ¿Cómo considera que debe ser la nutrición de un niño? La alimentación de un niño debe ser variada y su nutrición personalizada tomado en cuenta su edad, complexión, estado de salud, sus actividades diarias, su predisposición genética a ciertas enfermedades y algo muy importante: debe ser creativa, de tal manera que logre introducir sabores y texturas nuevas y de la mano con esto, los nutrientes necesarios. Debe procurarse alimentos naturales, lo menos procesados posible y evitar los reemplazos en forma de batidos.


3. ¿Qué nivel socioeconómico cree que necesita conocer más sobre nutrición infantil y por qué? En la actualidad vemos dos problemáticas en este tema: la desnutrición –en niveles socioeconómicos bajos- y la mal nutrición –en niveles socioeconómicos medios y altos. Esto se debe tanto a la ignorancia por un lado, como a la gran cantidad de información nutricional falseada por la industria alimentaria y publicidad. El conocimiento acertado y práctico se necesita en todo nivel socioeconómico.


4. ¿Considera usted que en la actualidad la mayoría de los padres, buscan conocer e informarse más acerca de la nutrición de sus hijos, por qué?

Las pandemias actuales producidas por la mala alimentación, como la diabetes, obesidad, hipertensión, han provocado un llamado de atención a los padres, que empiezan a darse cuenta e informarse de que la nutrición de sus hijos es importante.

5. En su opinión ¿Cómo ha cambiado el concepto de nutrición infantil con el paso del tiempo?

La industrialización, el consumismo y el ritmo de vida cada vez más acelerado de padres y madres, le ha quitado a los niños la experiencia de comer en familia, participar de la preparación de los alimentos e incluso de ser motivados a probar diferentes alimentos. El protagonismo lo tienen suplementos vitaminicos, bebidas fortificadas, reemplazos de comidas y comida rápida.


6.¿En qué etapa de la infancia considera usted que los padres tienen más dudas con respecto a la nutrición y qué tipo de dudas presentan? Considero que las edades más críticas son: el inicio de la alimentación complementaria, la educación inicial (pre escolar) y la adolescencia. Qué alimentos ofrecer al bebé/niño, presionar o no para que coma, que debe llevar la lonchera, cómo ir contra corriente cuando los otros niños llevan comida que no es saludable o los mismos maestros premian a los niños con dulces. En la adolescencia surgen dudas sobre los desórdenes alimenticios.

7. ¿En qué medida cree usted que afecta la mala alimentación o los malos hábitos alimenticios en la salud de los niños? Afecta de maneras muy importantes en su desarrollo cognitivo, crecimiento, en su desarrollo social y emocional. Además tiene consecuencias a mediano y largo plazo, en el desarrollo de desórdenes alimenticios y enfermedades de origen nutricional.


8. ¿A quién cree que se le debe brindar más información sobre nutrición: a los niños o a los padres y por qué? Principalmente a los padres, ya que son los encargados de la nutrición de sus hijos; aún si tienen niñeras o empleadas, son ellos los que deciden lo que se compra en casa, lo que se come, como celebran o premian a sus hijos.